Tomás Luis de Victoria, en su 400 aniversario